• Marítima

Arte y Ecosistema: interacción para el mundo nuevo.

Updated: Apr 4

Perspectivas sobre la biodiversidad. Entrevista con Yann Toma (artista contemporáneo) y Olga Mayoral (investigadora, subdirectora del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia).


Cuando uno piensa al medio ambiente y sobre la biodiversidad mediterránea, no hay que dejar atrás todo el conjunto de la flora y de las plantas!

¿Había visto durante la Bienal de arte Manifesta, la instalación de los artistas en el jardín botánico? Fue una de las mejores partes de la programación.

En el momento del paseo se podía dejar a un lado la civilización y encontrarse en medio de la naturaleza, en un verdadero remanso de paz y relajación donde la belleza del mundo natural cruzaba la calma y la plenitud, era un encuentro con pensamientos artísticos e imágenes expuestas.

Muchos jardines botánicos se crearon en el mundo entero ¿Cuál es su función y qué se estudia exactamente?

Para entender mejor su papel, y también con el deseo de interactuar con artistas contemporáneos, entrevistamos al equipo científico del laboratorio del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, donde se plantea una exposición del proyecto Maritima.

1. ¿Qué es la biodiversidad?

La biodiversidad incluye todas las cosas que viven juntas con sus propias características, esto incluye los rasgos culturales que caracteriza cada población del planeta.

La biodiversidad que conocemos es el resultado de un millón de años de evolución.

El concepto de interdependencia significa que la pérdida de la biodiversidad se logra generalmente a expensas de la biodiversidad restante.

2. ¿Por qué necesitamos preservar la biodiversidad?

El bienestar humano (ecológico, económico y cultural) requiere la preservación de la biodiversidad. Dependemos de una gran cantidad de especies animales y vegetales que se utiliza en muchos productos (alimentos, salud...). La biodiversidad juega un papel importante en la cultura e identidad de las diferentes regiones del mundo.

3. ¿Qué es exactamente el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia y como actúa para preservar la biodiversidad?

En los últimos tres siglos, la aceleración de las técnicas de expansión agrícola, así como la revolución industrial y la urbanización han llevado a la reducción de la biodiversidad.

El cambio climático podría provocar la pérdida de más de la mitad de las plantas en algunos ecosistemas europeos. Cada vez es más importante proteger y preservar la biodiversidad.

En nuestro laboratorio, disponemos de un banco de semillas. Nosotros los estudiamos y también trabajamos en la conservación de especies con dos métodos principales

  1. In-Situ: conserva genes, especies y ecosistemas en su medio natural a través del cumplimiento de la legislación que establece áreas protegidas y la regeneración de aquellas degradadas.

  2. Ex-Situ: es la conservación de la biodiversidad fuera de su medio natural, puede ser en zoos o bancos de germoplasma.

¿Le interesaría establecer un diálogo con artistas contemporáneos? ¿Y si es así por qué?


Olga Mayoral, científica, Jardín Botánico de Valencia


Al tener una carrera académica científica, me resultan interesantes las relaciones que se podrían establecer con los artistas, como para enriquecer nuestro punto de vista. El arte nos ofrece una oportunidad maravillosa para proporcionar más humanidad a nuestro trabajo y sirve de puente para gran parte de los ciudadanos que está más lejana del campo científico.

Desde un punto de vista personal, al venir de una familia de artistas, tengo muchas ganas de restablecer vínculos con artistas contemporáneos.


¿Qué piensa usted de lacuarentena comomedida tomada, esto realmenteva a afectar el estado del medio ambiente o ya es imposible con tan poco tiempo?


Olga Mayoral, científica,

Jardín Botánico de Valencia


En términos de contaminación del aire y en algunos otros aspectos, ya sabemos que el medio ambiente se lo está beneficiando. Por supuesto, si estas cuarentenas no durán mucho (como todos esperamos), estas mejoras solo serán temporales pero nos van a enseñar que es posible reducir la contaminación si realmente lo queremos. Por otro lado, estamos experimentando un enorme aumento del uso de plástico,envases, máscaras, guantes de goma, etc., lo cual es perfectamente lógico pero una gestión especifica será necesaria.

Una vez más, creo que la terrible situación que estamos viviendo ahorademuestra cómo la pérdida de biodiversidad perjudica nuestra capacidad para combatir las pandemias. Hace tiempo y con insistencia que los científicos nos habían advertido que la frecuencia cada vez mayor de brotes de enfermedades está relacionada con el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Ahora es cuando estamos sufriendo las consecuencias de una manera muy directa y dramática. Soy optimista de cara a las lecciones que estamos aprendiendo y espero que nos van a permitir tomar acciones más sensatas a partir de ahora.

Instalación, Yann Toma

Entrevista con Elena Posokhova, comisaria, fundadora del proyecto Maritima 01 y Yann Toma, artista, observador permanente en la ONU, profesor universitario e investigador de la Universidad de París 1 Panteón-Sorbona, donde dirige el equipo de investigación de Art & Flux (Arte, Diplomacia, Innovación).







Yann Toma, artista residente dentro del proyecto Maritima, nos cuenta sobre su obra que será específicamente concebida para la exposición en el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, y sobre sus numerosas experiencias en los campos artísticos y botánicos.

E.P.: ¿Cuál es su opinión sobre la importancia del diálogo entre científicos y artistas?


Y.T.: Como artista-observador en residencia permanente en las Naciones Unidas (Nueva York) desde 2007 (en resonancia constante con lo que sacude o une a la comunidad mundial) después de haber llevado a cabo varios proyectos monumentales que relacionan tanto los cuerpos como las arquitecturas emblemáticas (Ejemplo en el “Grand Palais” de Paris), siendo yo mismo involucrado en el mundo científico desde hace muchos años como director de investigación, me parece que la comunidad científica, como la artística, tienen ambas mucho por aportarse. Queda por definir los territorios que se podrían llevar por dicho mutuo encuentro. Ya que este diálogo debe situarse en un campo de emulación. Por lo tanto, ni el arte ni la ciencia debería aparecer como pretextos para la creación de unas formas sin carga responsable.

En el campo de lo que la Energía Artística (EA) podría significar para la ciencia, vemos hoy que tenemos al nuestro alcance una de las claves para resolver los problemas del mundo contemporáneo, de lo que este encuentro entre los dos campos puede revelar. Tanto en el entorno botánico como lo biológico (ambos me interesan particularmente) trato de relacionar el mundo vegetal y lo de los humanos, estableciendo zonas de contacto basadas en la inteligencia de las plantas y la noción del magnetismo animal, una investigación artística que podría revelar una materia invisible que reúne el mundo viviente. Lo que WilhelmReich llama energía orgónica, una energía común sin masa.


E.P.: ¿Por qué es necesario?


Y.T.: Existe hoy la necesidad de acelerar los vínculos entre los actores del mundo viviente. En primer lugar porque las metodologías varían y se benefician entre ellas al ser combinadas y comparadas. De este modo, podemos introducir la innovación en los protocolos de trabajo y agilizar el vínculo entre creación y creatividad. En este contexto, el reto para el arte es quizás llevar un trabajo útil mientras se mantiene su parte de misterio y luz. El desafío para la ciencia es inscribir algo sensible en lo que a menudo parece ser procesal y encerrado en una lógica convalidada por especialistas. Debemos fosforar y alimentar nuestro propio encuentro.

E.P.: Su proyecto actual está vinculado a los jardines botánicos. ¿Qué preguntas tiene para los científicos del laboratorio de jardines?

Y.T.: El cambio climático es el mayor desafío de nuestra época y ha llegado el momento de hacer algo al respecto. Todavía queda tiempo pero esto requiere un esfuerzo sin precedentes en todos los sectores de la sociedad. En este contexto mundial de mucha incertidumbre, me parece fundamental considerar que esta relación "arte y ciencia" debe ser un motor de innovación y renovación. La idea de que una acción para el clima a través del arte tenga lugar en áreas donde se cuestiona la biodiversidad me parece imprescindible. El jardín botánico es entonces un entorno ideal para eso. Una primera pregunta sería ¿cómo los científicos del Jardín Botánico de Valencia consideran las ganas de los artistas de acercarse a las actividades científicas que ocurren en el jardín?

Actualmente la comunidad científica mundial así como muchos gobiernos y asociaciones de conservación del patrimonio, han expresado unas inquietudes serias sobre los cambios en el campo biogeográfico, especialmente en el Mar Mediterráneo. Dado que los científicos del Jardín Botánico están llevando a cabo investigaciones sobre la diversidad de las plantas, sobre la conservación de especies raras, endémicas o amenazadas de la flora mediterránea y la conservación de hábitats naturales: ¿Se ven ahora afectados aquellos problemas sobre el equilibrio mismo del jardín botánico y sus propias investigaciones?

Todos los responsables del medio ambiente lo dicen, parece fundamental sensibilizar al público discutiendo nuestra relación con el ecosistema marino viviente y nutritivo del Mediterráneo. Debemos crear soluciones sostenibles y saludables para nuestro medio ambiente y, sobre todo, tratar de evitar los trágicos desastres para la naturaleza que parecen ya cerca. A través de sus actividades educativas y culturales, el jardín botánico de Valencia y sus científicos tienen una amplia experiencia en el trato con el público. ¿Según ellos cómo creen que el público podría participar en ampliar la investigación de conservación realizada por los científicos del jardín botánico? ¿Ya se lo han pensado y tienen experiencias para compartir en esta área?

Una tercera pregunta sería de preguntarse como las plantas nos podrían enseñar métodos de organización sobre nuestro espacio vital y reflexivo. ¿El trabajo diario de los científicos en el jardín botánico ha cambiado su perspectiva sobre el mundo, sus estilos de vida, sus vínculos con la noción de belleza? ¿Puede la vida cotidiana con plantas llevarnos a cambiar paradigmas?



E.P.: ¿Cuál es el mensaje de su proyecto?

Y.T.: Tan ambivalente como impredecible, me pregunto desde lo global y lo local cuál es el encuentro entre el concepto de la Energía Artística (EA) en contacto con el “Capitaloceno”, esta nueva era industrial que ha alterado todos los equilibrios naturales del planeta. Esta postura se puede elevar hoy mediante una profunda reflexión sobre nuestro futuro. El “Capitaloceno” personifica en sí mismo la inalterable progresión de las industrias y las sucesivas fases de agotamiento que nos llevan a dudar del mundo que nos está esperando. "Designando aproximadamente la misma realidad fenomenológica del Antropoceno, el Capitaloceno es un concepto que toma como punto de partida la idea de que el capitalismo es el principal responsable de los desequilibrios ambientales actuales. (MALM, Fossil Capital: The Rise of Steam Power and the Roots of Global Warming). Este concepto de Capitaloceno (pensado por el sociólogo Jason W. Moore) me atrae y me permite con el arte insistir en las consecuencias ecológicas del capitalismo. Hasta ahora no me sumerge en una observación decepcionante. Me rebota más bien a un sentido de emergencia que siento profundamente desde hace varios años, lo que me llevó a profundizar reflexiones sobre una ecología política inducida por el arte, realizando recién varias caminatas en Italia, Rumania o en Nueva York vestido con abrigos elaborados con plantas naturales. Trato de relacionar los sueños perdidos de Arcadia con nuestro futuro vegetal. Toda la investigación de conservación realizada en El Botánico forma parte de esta reflexión y, en mi opinión, puede dirigirse hacia una producción y difusión de la Energía Artística (EA).



E.P.: ¿Qué expresión artística pretende crear?

Y.T.: Mi proyecto cuyo título podría ser "El Arca de Noé del Botánico" está vinculado al Mediterráneo 2020 y se basa sobre una reflexión en torno a las prácticas participativas intergeneracionales, así como sobre la inteligencia de las plantas. La idea del proyecto es transmitir la energía de la belleza de nuestro ecosistema y de personificarlo habitando uno mismo en la naturaleza, mientras se la protege a la vista de todos. A partir de lo que me van a transmitir las jóvenes generaciones humanas y vegetales del lugar, tal vez seré capaz de reunir una inteligencia común en el corazón del Jardín Botánico de Valencia. Para aquello, voy a actuar en dos etapas. La primera etapa será una serie de entrevistas con los científicos del Botánico (producción de una publicación transcribiendo estos encuentros). La segunda etapa será una invitación a los científicos, seguida de una al público para revelar la energía del Mediterráneo a través de la elaboración de arquitecturas y de abrigos hechos con plantas naturales (“manteau végétal”)que luego serán utilizados como emblema vivo y revelación del difícil asunto de la gestión humana hacia el cambio climático. Este proceso será seguido por una caminata ritual en el corazón de la ciudad de Valencia, entre El Botánico y la costa mediterránea. Al mismo tiempo, voy a hacer un trabajo fotográfico sobre las semillas recolectadas por los científicos y voy a intentar descubrir como su energía artística se puede encontrar en ellas a través de la instalación de una fábula vegetal.



E.P.: ¿Qué proyecto te gustaría implementar en colaboración con científicos de la Universidad de Valencia en la residencia? (temática, banco de semillas, herbario)

Y.T.: Esta residencia se va a desarollar en varias fases. Primero voy a ubicar mi actividad en el Botánico, recolectarrecursos científicos y construir un punto de encuentro con el público. Luego en el proceso laboral,me voy areunir con los investigadoresdel Botánico para poderprofundizar el potencial de mi propuesta, teniendo como enfoque principal las entrevistas y la creación de un "banco de semillas" a cosechary un estudio sobre los herbarios presentesen este mismo jardín.

Tambiénvoy a trabajar en elaborar los abrigoscon plantas naturales provenientes del jardín que serán a su vez utilizados ​​por el público. De tal forma que vamos a ser testigos de la creación de colaboraciones, del nacimiento de un compromiso por parte de los jovenes ydel públicogeneral a través de un acto compartido fuerte y simbólico. En el transcurso de un día o dos,planeo movilizar a varias generaciones de personas para que participen en un taller colectivo cuyo objetivo será la creación de estos abrigos rituales, así como arquitecturas efímeras vinculadas al futuro del Mediterráneo. Después de la elaboracion de sus abrigos con plantas naturales, los participantes se unirán a la audiencia y comenzarán una procesión conmigo a través del jardín botánico. Luego caminarán desde el jardín botánico hacia la ciudad de Valencia. Cuando los abrigos de plantas naturales lleguen a la costa mediterránea, el público y los habitantes los acojerán. Los mensajes que van a transmitir se concretizarán en forma de abrigos, de pancartas dedicadas a la naturaleza y de transformación de las mentes para mejorar de inmediato la situación climática de esta parte de la costa mediterránea. Finalmente, los abrigos de plantas naturales se presentarán en un espacio expositivo especialmente diseñado para ellos dentro del jardín botánico. Todos se colocarán en unos soportes y servirán de enlace con la creación de diagramas holísticos diseñados en arquitecturas dedicadas. Al mismo tiempo, una serie de fotografías se mostraráen el espacio expositivo. Basado en el herbario del jardín botánico, esta exposición pondrá en perspectiva las plantas mediterráneas amenazadas por el cambio climático. En este contexto, las semillas hablarán a través de un protocolo ficticio organizado en Arca de Noé... Me gustaría dar una voz a estas semillas a través de una acción de gracias de la Energía Artística (EA). Creo que sus "voces" pondrán perfectamente en perspectiva los problemasambientales, las palabras o las oraciones emblemáticas de un posible resurgimiento de un MARE NOSTRUM hacia la curación, o bien nos hablarán igualmente sobre la desintegración de nuestro planeta y dellado oscuro del Capitaloceno...


Instalación, Yann Toma
Subscribe to Marítima Blog

RECENT POSTS